Diarrea por parásitos ¿conoces cuál es la principal causa?

Imagen de admin
Dr Fidel Aliaga
Pediatra

En un país tropical como el nuestro, la incidencia de casos de diarreas causadas por parásitos es un frecuente motivo de consulta en niños entre los 2 y 4 años de edad. El origen de esta afección se encuentra asociado a un parásito conocido como la giardia lamblia que vive en el suelo, los alimentos y el agua.

La vía más frecuente de transmisión del parásito giardia lamblia es la fecal-oral, sucede regularmente en guarderías, donde son frecuentes los brotes de la infestación denominada giardiasis. Los niños entre 2 y 4 años tienen un mayor riesgo de contagiarse, debido a que no tienen un control de esfínteres pleno y además poseen una conducta exploradora que los lleva a tocar todo lo que se encuentra a su alrededor y a meterse las manos contaminadas en la boca.

La giardiasis también se transmite a través de alimentos y del agua contaminada. Los brotes transmitidos por el agua afectan a niños y adultos por igual; sin embargo, la transmisión fecal-oral solo afecta a niños y a los adultos que los cuidan.

La enfermedad tiene un periodo de incubación que oscila entre 5 y 15 días. La mayoría de los contagiados no presentan síntomas y actúan como portadores del parásito. Los pacientes sintomáticos presentan una diarrea con características muy variables: aguda o crónica, continua o intermitente; en ocasiones se alterna la diarrea con fases de estreñimiento.

Las deposiciones son acuosas, muy abundantes y casi explosivas, con moco y en raras ocasiones con sangre, pueden prolongarse durante semanas o años. Otros síntomas son cólicos abdominales, flatulencia, vómitos y náuseas, astenia y anorexia, pérdidas de peso y manifestaciones nerviosas inespecíficas. En los niños, puede acompañarse de esteatorrea (heces con grasa que flotan en el agua y son muy claras). Cuando se convierte en crónica puede llegar a causar retraso en el normal desarrollo del niño.

Para prevenir esta infección se recomienda:

  • Purificar el agua que se va a ingerir mediante métodos como hervirla, filtrarla o tratarla con yodo.
  • Lavar los alimentos como hortalizas y frutas antes de consumir.
  • Comer en sitios donde la higiene sea reconocida.
  • Los trabajadores de las guarderías infantiles o de instituciones educativas deben hacer buen uso de técnicas higiénicas y del lavado de manos.

Fuente: http://www.almarchafarma.com/Parasitosisintestinales.htm

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/giardiainfections.html

 

 

 

Compartir en mis redes

Añadir nuevo comentario

Si tienes alguna pregunta o quieres compartir tu opinión con nosotros, puedes hacerlo en este espacio.
Coloca tu nombre, apellido y correo y pronto te responderemos.